14 de Julio de 2016
Pensión Alimenticia en Panamá

Pensión Alimenticia en Panamá

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y sé parte de nuestra comunidad, tenemos muchos temas interesante para ti.

Cuando ocurre la separación de los padres, el tema de la pensión alimenticia y todo el trámite que involucra la misma puede llegar a ser agobiante.  Hemos entrevistado a la abogada Wendy Caballero para que nos ayude a tener claros los aspectos más importantes a tener en cuenta al momento de iniciar el trámite para establecer una pensión alimenticia.

La pensión alimenticia es una prestación económica que guarda relación directa entre los ingresos de la persona que la provee y las necesidades de la persona que la requiere (el niño o la niña, en este caso). Es importante tomar en cuenta que no solo se trata de una pensión para cubrir las necesidades de alimentación del menor, sino todos los gastos que se incurren para proporcionar a ese niño o niña un desarrollo sano e integral. Estos incluyen: educación, cuidado de la salud, alimentación, transporte, actividades recreativas y, en el caso de niños con alguna condición especial de salud, los tratamientos y terapias que su condición requiera.

En Panamá, el trámite de pensión alimenticia puede efectuarse, personalmente o mediante abogado, a través de dos canales: el juzgado de familia, y las corregidurías. El procedimiento es básicamente el mismo, pero es importante saber que hay una diferencia en el tiempo y resultado del trámite, dependiendo de dónde se inicie el trámite. Las corregidurías tienden a tardar más que el juzgado en finalizar el trámite.

Al momento de solicitar el trámite de pensión alimenticia, el o la solicitante debe aportar el certificado de nacimiento original del niño o niña para quien se solicita la misma. Luego de recibida la demanda por el juez, este establece una fecha de audiencia, en la cual ambas partes deben aportar sus pruebas correspondientes:

- La parte solicitante debe probar los gastos incurridos en la satisfacción de las necesidades del niño o niña, mediante facturas originales a su nombre, que respalden dichos gastos. Es recomendable llevar un cuadro de gastos, para señalar cada uno de los rubros de gastos del menor.

- La parte demandada también puede aportar pruebas de sus ingresos, y, en caso de tener otra familia que depende de él, también debe probar este hecho.

Luego de recibida esta información, el juez ordena oficios a los bancos, a la Caja de Seguro Social y a las empresas donde laboran ambas partes, a fin de comprobar las cuentas bancarias, cuotas, salario y estabilidad laboral de ambos. Mientras esta información es obtenida mediante oficio, el juez determina una pensión provisional, que debe ser pagada por la parte demandada mientras se establece una pensión definitiva.

 

 

Ayúdanos a crear más contenido, síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/bebeyfamilia
Instagram: https://www.instagram.com/bebeyfamilia/
Facebook: https://www.facebook.com/bebeyfamilia/
Twitter: https://twitter.com/bebeyfamilia

Compartir este artículo:

Comentarios

Colaboración - Patricia Cedeño

Patricia Cedeño

Editora de Bebé y Familia.

Correo Electrónico: patricia@bebeyfamilia.com

 

 

Publicidad