27 de Septiembre de 2015

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

A continuación, veremos algunos aspectos que debemos tomar en cuenta para evitar lesiones y accidentes en los bebés y niños.

En el ámbito de las emergencias médicas, existen guías para que las personas que forman o no parte del área de salud, recuerden qué hacer ante una situación de emergencia. Esta cadena que observamos arriba, se denomina Cadena de Supervivencia Humana Pediátrica de la American Heart Association. Hay una para cuando estamos ante pacientes adultos. Y ésta, específicamente, es para recordar qué hacer ante un evento grave, cardíaco o respiratorio, que afecte a una víctima pediátrica.

La cadena tienen cinco (5) eslabones; pero de ellos, el primero es el más importante, es el eslabón de la PREVENCIÓN. Debemos recordar que nuestros hijos, hasta que no desarrollen sus capacidades cognoscitivas y motrices, somos los padres los encargados de velar por su salud y seguridad. Y al hablar de seguridad, debemos unirla a palabra prevención, ya que al prevenir, estamos aumentando la seguridad de nuestros hijos, y por ende, disminuyendo la ocurrencia de eventos de emergencia que en un momento determinado podrían ser trágicos.

El segundo eslabón de la cadena de supervivencia en pacientes pediátricos es el de la PRIMERA RESPUESTA a emergencias; es decir, actuar al momento de darse el evento. Para ello es necesario mantener la calma ante todo, y conocer sobre primeros auxilios. Los cursos de primeros auxilios cubren muchas áreas y son importantes tomarlos. No podemos saber cuándo ocurrirá una emergencia, es por ello que debemos estar preparados. Es mejor tener el conocimiento en materia de primeros auxilios y no llegar a utilizarlos, a que ocurra una emergencia y no saber qué hacer.

El tercer eslabón hace referencia a la LLAMADA DE AYUDA, en la mayoría de los casos, ayuda médica especializada. Es muy importante tener conocimiento de los diferentes números de emergencia. De no conocer los mismos, puede marcar el 9-1-1, que es un número gratuito desde cualquier teléfono, fijo o celular, y será comunicado con un operador de llamadas de emergencia, el cual lo podrá orientar. Hay que recordar que el 9-1-1 es el número del Sistema Único de Manejo de Emergencias (SUME 9-1-1), el cual es un sistema encargado, como su nombre lo indica, de manejar o atender solamente llamados de emergencia. Una emergencia es una situación médica o traumática que pone en peligro la vida de forma inmediata y se requiere de atención médica y derivación rápida a un centro hospitalario.

El cuarto eslabón representa la LLEGADA DE LA AYUDA, la atención pre-hospitalaria, que es proporcionada por el personal paramédico y la ambulancia de soporte vital avanzado. Son estos componentes los encargados de brindar la ayuda con equipo y maniobras avanzadas a nivel prehospitalario y el transporte y cuidados en ruta hasta el centro hospitalario adecuado.

El quinto y último indica la entrega del paciente al centro hospitalario para que reciba la AYUDA DEFINITIVA, es decir los tratamientos y técnicas para lograr mejorar su condición.

Es importante estar preparados para manejar una situación de emergencia. Simplemente con mantener la calma y marcar un número de emergencia para solicitar ayuda, podemos lograr salvar una vida. Pero podemos hacer aún más, si sabemos cómo actuar ante un evento de emergencia. De aquí la necesidad de conocer de primeros auxilios y, por supuesto, estar pendientes de nuestros hijos y prever cualquier tipo de situación que ponga en peligro su integridad.

 

A continuación veremos cuáles son las principales causales de emergencias en pacientes pediátricos, dentro y fuera del hogar.

FUERA DEL HOGAR:

 

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los accidentes se definen como “Acontecimientos fortuitos, generalmente desgraciados o dañinos, independientes de la voluntad humana, provocados por una causa o fuerza exterior que actúa rápidamente y que se manifiesta por un daño corporal o mental”. En cuanto a cifras, tenemos que alrededor de 2,000 niños fallecen por accidentes cada día. Destacándose como principal causa las muertes fuera del hogar por accidentes de tránsito.Al viajar es importante:

  • Enseñarles a los menores a no sacar las manos o la cabeza de la ventanilla del vehículo.
  • Los menores de 12 años no deben viajar en motocicletas.
  • Deben portar su cinturón de seguridad o su silla de seguridad correspondiente. Es importante colocar adecuadamente las sillas de seguridad, ya que se ha demostrado que 4 de cada 5 sillas son colocadas de forma incorrecta, permitiendo lesiones en los menores.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

De igual forma, si por la situación económica no se cuenta con una silla especial, la madre o el padre deben ir en la parte trasera del vehículo, sujetos a su cinturón de seguridad y posteriormente sostener al niño con ambos brazos, estos vendrán a ser los cinturones de seguridad su hijo. Nunca deben viajar con el pequeño en brazos en el puesto de adelante, ya que es más susceptible a sufrir heridas graves al chocar contra el volante, el tablero, el parabrisas, o peor aún, salir proyectado por el parabrisas y hacerse más daño al contacto con el pavimento.

 

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del HogarPrevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

 

Los accidentes de tránsito no se resumen en los niños dentro de vehículos, sino que también pueden sufrir lesiones como peatones. Es el padre y/o la madre responsable de utilizar los pasos de peatón, líneas de seguridad o paso de cebra, semáforos de peatones y los puentes peatonales. Como mencionamos, al prevenir, logramos disminuir la incidencia de accidentes y lesiones graves en nuestros hijos. Cuando un auto atropella a un niño, las lesiones son más extensas en su anatomía y muy peligrosas, ya que debido a su tamaño hay mayores lesiones a órganos vitales.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

DENTRO DEL HOGAR:

Los accidentes en el hogar se ubican entre las cinco primeras causas de muertes en niños a nivel mundial. Nuestros niños crecen de manera rápida y con ello va incrementando su curiosidad y deseos de explorar, exponiéndolos a diferentes riesgos dentro del hogar, según la etapa en que se encuentren.

Primer año de vida:

 

  • El bebé es totalmente dependiente de los padres.
  • Los accidentes generalmente son productos del descuido de los adultos.
  • De los 3 a los 6 meses, el bebé ha aprendido a dominar la cabeza y el tronco.
  • Se incrementa su curiosidad al tomar objetos por arrastre o movimientos gruesos.

 

Qué debemos recordar:

 

  • Los bebés no deben quedar solos en ningún momento: debe siempre quedar alguien vigilando al bebé ya que puede vomitar y asfixiarse, colocar su cara sobre la cama y asfixiarse o alguna otra situación puede ocurrir, y hay que estar atentos.
  • Al acostarlo, ubíquelos siempre boca arriba para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL): estadísticamente, se habla de que el riesgo de muerte súbita disminuye al colocar a los bebés boca arriba al momento de dormir. A ciencia cierta se desconoce aún el porqué ocurren estas muertes.
  • No cocinar con el niño en brazos: pueden haber salpicaduras de líquidos calientes o voltearse por completo un recipiente.
  • No colocar mantas pesadas cerca de los bebés, puede asfixiarse al quedar bajo las mismas.
  • No acostarse con el bebé en la cama por riesgo a aplastamiento.
  • No mantener objetos filosos al alcance de los bebés.
  • Tratar de no colocarle al bebé cadenas ni collares, puede haber asfixia por estrangulamiento.
  • Proteger al bebé del sol y bajas temperaturas, ya que a temprana edad el sistema termorregulador empieza a funcionar y a adaptarse a su medio ambiente.

 

Segundo año de vida:

 

  • Imitan el comportamiento del adulto.
  • Empiezan a comer por sí mismos.
  • Aumenta su curiosidad por el entorno.
  • Empieza a tomar todos los objetos a su alcance.

 

Qué debemos recordar:

 

  • Tapar las conexiones eléctricas e instalar dispositivos corta corriente.
  • No comprar juguetes con piezas pequeñas.
  • En la estufa colocar los mangos de las ollas hacia dentro.
  • Guardar los medicamentos, químicos y objetos filosos en lugares bajo llave.
  • No dejarlos solos.
  • No dejarlos jugar en la calle.

Cuando nos descuidamos o dejamos solos a nuestros hijos, hay cabida para la ocurrencia de ciertos eventos de emergencia, a continuación mencionamos algunos de ellos, y cómo debemos actuar ante los mismos.

 

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

Quemaduras

La gravedad de las mismas dependerá de su:

Localización: las áreas de mayor peligro en caso de quemaduras son el cuello, tórax, genitales, cara, manos y pies.

Extensión: entre mayor superficie corporal abarque la quemadura, mayores serán las complicaciones.

Profundidad: de igual manera, entre más profunda sea la quemadura, mayor tejido dañará.

 

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

 

Primer grado: quemaduras superficiales que arden mucho, pueden ser causadas por exposición prolongada al sol, quemaduras por vapor, líquidos calientes. Solamente se ve afectada la capa externa de la piel.

Segundo grado: quemadura que generan flictenas o ampolla y dañan las capas intermedias de la piel. Las flictenas pueden ser cerradas o abiertas, si están abiertas es más grave el cuadro ya que puede haber riesgo de infección.

Tercer grado: son las más peligrosas y dañan todas las capas de la piel, pueden llegar al músculo y hasta el hueso. Tienen tonos negros y blanquecinos, y por lo general estas áreas no generan dolor al paciente ya que los nervios han sido dañados.Las quemaduras eléctricas son muy peligrosas ya que penetran directamente a lo interno del cuerpo y los daños causados son enormes.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

 

Este simple objeto de centésimas de dólar puede evitar estas lesiones.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

¿Qué Hacer?

Mantenga la calma, tome al niño y colocar el área afectada bajo chorro de agua corriente (del grifo) por 15-20 minutos o hasta que desaparezca el ardor. Posteriormente cubrir en lo posible el área afectada con apósitos (gasas) limpios o estériles. Traslade a un centro hospitalario. No colocar aceite, mantequilla, pasta de dientes, hielo, agua fría, ya que podría hacer más daño al área afectada. Tampoco reventar las ampollas, ya que se abre la piel y se crean focos de infección. De tener dudas sobre la gravedad o condición del paciente llame al 9-1-1.

Asfixia por atragantamiento (cuerpo extraño en vía aérea)

Un bebé que se está atragantando puede ser incapaz de llorar, toser o respirar. Al expulsar el cuerpo extraño puede que el bebé todavía tenga tos o le resulta difícil tragar, de cualquier forma al sacar el objeto debe recibir ayuda médica profesional.

Técnica para despejar la vía aérea en pacientes de 0 - 4 años

Luego de comprobar que el bebé tenga un cuerpo extraño obstruyendo su vía aérea, se le deben dar cinco (5) compresiones torácicas, colocando dos dedos en medio de sus tetillas, justo en el centro del pecho, y comprimir fuertemente. Se debe mantener la cabeza por debajo del pecho, siempre inclinado. Luego voltear al bebé boca abajo, colocando dos dedos entre su boca para mantenerla abierta, y con la otra mano administrar cinco (5) golpes fuertes en medio de las escápulas. Repetir este procedimiento hasta que salga el objeto.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar   Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

 

Técnica para despejar la vía aérea en pacientes de 4 años en adelante

Cuando tenemos niños que han tenido un atragantamiento por objeto extraño, debemos realizar la maniobra de Heimlich, la misma que se realiza en adultos. La única diferencia es que nosotros debemos colocarnos prácticamente a la altura del niño o niña. Una pierna debemos mantenerla con la rodilla en el suelo y la otra con el pie en el suelo. El niño debe estar en medio de nuestras piernas por si llega a desmayarse, lo podamos sostener y que no caiga al suelo. Ubicar con una mano el ombligo de la víctima y colocar esa mano en forma de puño, levemente por encima del ombligo. La otra mano agarra el puño e inmediatamente se deben realizar compresiones abdominales fuertes, con un movimiento doble, hacia adentro y hacia arriba a la vez.

Prevención de Accidentes - Acción dentro y fuera del Hogar

Como hemos visto, estos son algunos aspectos sencillos, pero muy importante conocerlos para salvar vidas.

 

 

 

 

No olvides suscribirte al canal:
Compartir este artículo:

Comentarios

Colaboración - Lic. Kenneth Prado

Lic. Kenneth Prado

Departamento de Entrenamiento del SUME 911

Publicidad