27 de Septiembre de 2015

Nos Preparamos para Tener Nuestro Primer Bebé

 Nos Preparamos para Tener Nuestro Primer Bebé

Lastimosamente, la mayor parte de las parejas en nuestro país no nos preparamos para concebir nuestro primer bebé, ya que pensamos que tan sólo el hecho de formalizar una relación amorosa y dejar de planificar son las medidas necesarias para llevar esto a cabo. Hoy en día, en nuestros hospitales estatales y privados vemos un aumento de los partos prematuros y niños complicados al momento de nacer; y es entonces cuando los padres nos preguntamos qué pasó, si fuimos a los controles prenatales y todo iba bien. El desenfreno del mundo de hoy en día, en que todo evento social lo celebramos con licor, droga, tabaco y excesos de comidas hipercalóricas y poco nutritivas, tiene un gran impacto negativo en la gestación. Es por esto que planear un embarazo tiene muchas ventajas. Una valoración pre-concepcional ayuda a diagnosticar la situación del organismo y a determinar si existe alguna carencia de nutrientes fundamentales para la correcta formación del feto y el desarrollo apropiado de la gestación.

Esta preparación para tener nuestro primer bebé consiste en un mutuo acuerdo de ambos progenitores. Lo primero es estar consciente de todo lo que conlleva ser padres y todas las responsabilidades y deberes con nuestros hijos; lo segundo es definir el momento en que deseamos el nacimiento de nuestro bebé; y tercero la preparación de la futura madre. Todo comienza desde nuestra evaluación médica pertinente, que orienta a los futuros padres sobre los pros y riesgos de su embarazo. Luego comienza la preparación de estilo de vida saludable: mejorar la alimentación balanceada y rica en nutrientes; obtener un índice de masa corporal dentro de límites normales, ya que al estar por fuera de los rangos de este índice podrían sufrir problemas tanto la madre como el bebé (bajo peso al nacer, diabetes gestacional, presión arterial elevada o sobre agregada, anemia durante el embarazo); evitar el consumo de alcohol y tabaco; comenzar la ingesta de ácido fólico y hierro.

 

ACTIVIDAD FÍSICA:

Mejorar la actividad física ayuda a evitar el sedentarismo al igual que mejorar el metabolismo y llegar a mantener un índice de masa corporal dentro de parámetros aceptables.

DIETA:

La nutrición juega un papel esencial en este momento biológico y se debe enfocar a mantener la salud y a prevenir el desarrollo de enfermedades, mediante el consumo de una alimentación variada, sana y equilibrada de acuerdo a la edad, condición de salud y actividades realizadas. Es necesario tener presente el hecho de que la producción endógena de estrógenos o su consumo a través de anticonceptivos hormonales afectan el estado nutricional de las mujeres adultas; en este sentido y debido a las alteraciones que sufre su metabolismo, es primordial que la dieta aporte nutrientes esenciales.

VITAMINAS:

 

El término "folato" se utiliza de forma genérica para denominar las distintas formas químicas derivadas del ácido fólico o ácido pteroilmonoglutámico, una de las vitaminas del complejo B (Vitamina B9). Solamente las plantas y los microorganismos son capaces de sintetizarla. Tanto los animales como el hombre, necesitan ingerirla a través de los alimentos de la dieta, por lo que se considera un nutriente esencial. Los folatos están presentes en una gran variedad de alimentos, sobre todo de origen animal (hígado y riñón); de origen vegetal en legumbres (poroto, lentejas, arvejas secas), hojas verdes (espinaca, lechuga, brócoli), cereales fortificados, frutos secos (maní, almendras), levadura y trigo.

PRUEBAS DE LABORATORIOS:

 

Dentro las pruebas de laboratorio pre embarazo para la mujer, siempre y cuando la paciente no presente una patología concomitante, las más usuales son: Biometría Hemática, Glucosa, determinación de Grupo Sanguíneo y RH, VDRL (prueba para detectar infección de transmisión sexual), Examen General de Orina, Perfil Torch (anticuerpos de tipo viral de enfermedades como: Rubeola, Citomegalovirus, Toxoplasma, Herpes), VIH (prueba para detectar SIDA).

Como hemos podido ver, traer un bebé al mundo no es una casualidad, sino que conlleva una rutina en la que intervienen diferentes aspectos sobre los cuales debemos ser conscientes para obtener nuestro gran premio: nuestro primer bebé, sano.

 

No olvides suscribirte al canal:
Compartir este artículo:

Comentarios

Colaboración - Dr. Hermes A. Pimentel C.

Dr. Hermes A. Pimentel C.

Pediatra Neonatólogo

Publicidad