27 de Septiembre de 2015

¿Comer por dos en el embarazo? ¡No!

 ¿Comer por dos en el embarazo? ¡No!

Es común escuchar la frase: “tienes que comer por dos ahora que estás embarazada”. La alimentación durante el embarazo debe ser cuidada para ganar el peso adecuado y así evitar complicaciones durante el embarazo o al momento del parto.

Podrías estar preguntándote ¿Cuánto peso debo ganar? La ganancia de peso va a depender de muchos factores, sobre todo del peso con el que iniciaste el embarazo. Ubícate en la siguiente tabla según tu índice de masa corporal y podrás saber el aproximado de peso a ganar durante tu periodo de gestación.

 

Bebé y Familia - ¿Comer por dos en el embarazo? ¡No!

Para llevar con éxito la ganancia o control de peso durante el embarazo consulta un nutricionista, que es el profesional idóneo para orientarte.

La excesiva ganancia de peso durante el embarazo podría traer como consecuencia el incremento de los niveles de glicemia (azúcar en sangre), manifestándose así la diabetes gestacional; y/o el aumento de la presión arterial que puede originar pre eclampsia.

La clave de la alimentación está en la calidad y en la variedad y no en la cantidad. Contrario a lo que se cree, ganar mucho peso es perjudicial.

Para evitar éstas y otras complicaciones deberás llevar una dieta saludable e incluir diariamente:

  • Yogurt o leche, preferiblemente descremada, 2 porciones al día.
  • Puedes incluir los vegetales en tus preparaciones de guisos, arroces y pastas por ejemplo: huevo con espinaca, pollo con zanahorias y pimentones, arroz con zapallo y coditos con zanahorias o también incluirlas como ensaladas.
  • Consume 3 porciones de frutas al día. Utilízalas como meriendas entre comidas o como postres; prefiere siempre la fruta en lugar del jugo.
  • Consume carnes rojas al menos 2 veces a la semana en una de las comidas.
  • Selecciona carnes con poco contenido de grasa como el pescado y el pollo, y consume éstos diariamente.
  • Acompaña tus comidas con menestras, pues son buena fuente de hierro y proteínas.
  • Las menestras deberán ser acompañadas de alimentos fuentes de vitamina C, pues mejoran la absorción del hierro que te aportan las mismas.
  • Evita el consumo de productos con alto contenido de azúcares refinados, como las sodas (gaseosas), té frío, chichas y refrescos artificiales, dulces, helados, pastillas, gomitas, malvas, chocolates y galletas dulces con crema.
  • No caigas en la tentación a causa de tus antojos, evita los excesos.
  • Recuerda es importante que mantengas el consumo de los suplementos y vitaminas recomendados por tu médico y/o nutricionista.

No olvides suscribirte al canal:
Compartir este artículo:

Comentarios

Colaboración - Lic. Lissette Ramsey Q.

Lic. Lissette Ramsey Q.

Nutricionista – Dietista

Publicidad