27 de Septiembre de 2015

Caries Temprana de la Infancia

Caries Temprana de la Infancia

Teniendo presente que la dentición primaria inicia cerca de los 6 meses de edad y que la atención odontológica de un niño se inicia normalmente a los 3 años, en todo ese tiempo se puede desarrollar gran susceptibilidad a la caries, ya que el esmalte de los dientes primarios acabados de erupcionar es más permeable al ataque ácido, dando paso a la desmineralización.

En el año 2010, se realizó una investigación en un área de la ciudad de Panamá, donde 58% de los niños con edades entre 2 y 3 años presentaron Caries Temprana de la Infancia y los niños de 1 a 2 años, la presentaron en un 25%. Estos resultados indican que existe la necesidad de atender a los niños desde el primer año de vida, para ayudarlos a no desarrollar caries dental a lo largo de su crecimiento.

La Academia Americana de Odontopediatría (AAPD) define a la Caries Temprana de la Infancia (CTI, caries de biberón) como la presencia de 1 o más caries (lesiones cavitadas o no), pérdidas (debido a caries) o superficies restauradas en cualquier diente primario en un niño hasta 71 meses de edad. Existen factores que condicionan el desarrollo de la CTI, como lo son la continua succión de una botella llena con un líquido azucarado, del amamantamiento prolongado, los chupetes endulzados o los medicamentos que contienen azúcar (antibióticos, jarabes para la tos, etc.), falta de higiene oral, ingesta alta de alimentos azucarados, entre otros.

La Caries Temprana de la Infancia ocasiona una serie de secuelas, como son infecciones, problemas estéticos, dificultades para la alimentación, alteraciones del lenguaje y aparición de maloclusiones y hábitos orales, además de repercusiones médicas, emocionales y financieras.

El objetivo de la Odontología para el Bebé, es cambiar el comportamiento de los padres en cuanto al inicio de los cuidados y limpieza de la boca del bebé, eliminando el concepto equivocado de que se debe acudir con el Odontólogo hasta después de los 3 años, cuando ya desafortunadamente existe un problema en su boca, de tal manera que la primera consulta debe ser realizada en los primeros seis meses de edad, para que el Odontólogo Infantil oriente a los padres sobre cómo proceder cuando los primeros dientes empiezan a erupcionar.

Aunque los recién nacidos y los bebés no tienen dientes, es importante el cuidado de la boca, lengua y encía. Algunas recomendaciones para la higiene son: usar un paño de limpieza húmedo, por lo menos dos veces al día para que el niño vaya adaptándose a la manipulación de la boca y reconozca la sensación de la boca limpia. A partir de la erupción dental puede empezar a utilizar cepillos suaves para su edad junto con pasta SIN FLUOR, en caso de no tenerla, cepillarle sólo con agua. Una vez erupcionen las molares puede iniciar el uso del hilo dental. Para cuando tenga 2 años, debe cepillar los dientes dos o tres veces al día, de preferencia después del desayuno y antes de acostarse. Empezar a usar una pasta dental con flúor cuando esté seguro de que el niño no se la va a tragar (generalmente cuando el niño tenga aproximadamente 3 años). Se debe usar una cantidad de pasta del tamaño de un guisante para limitar la cantidad que se pueda comer.

El reservorio principal del cual el lactante adquiere los Streptococcus Mutans (agente causal de la caries dental) es la madre; sin embargo, también se ha demostrado que otros miembros de la familia como nanas, abuelos, hermanos o amiguitos también la pueden transmitir a través de la saliva infectada al besarlo en la boca, al humedecer el chupete del biberón o el “chupón”, probar alimentos en la cucharita del pequeño antes de servirlos o soplar la comida si está caliente. Las personas con caries dentales extensas por lo común tienen un número considerable de Streptococcus Mutans en la saliva pudiendo así infectar la boca del niño.

Ante toda esta información presentada, se recomienda que las madres o cuidadores realicen la primera visita al Odontopediatra durante el primer año de vida del niño, de esta forma recibirán toda la ayuda y orientación necesaria para el buen mantenimiento de la salud oral. Sonrisas lindas, niños felices.

No olvides suscribirte al canal:
Compartir este artículo:

Comentarios

Colaboración - Dra. Yarelis Rodríguez

Dra. Yarelis Rodríguez

TRAINER AND KIDS, creciendo contigo Vía Centenario, Centro Plaza, local #3 (al lado de Novey).  Panamá, Ciudad de Panamá

 

 

Publicidad